domingo, 7 de junio de 2015

EL DRAGÓN CHINO; MITOLOGÍA E IMPORTANCIA EN LAS ARTES MARCIALES



Origen y mitología
El dragón (Long; en tradicional, 龙  en simplificado) es un animal mitológico de gran importancia en la cultura China, su origen se remonta a leyendas de miles de años de antigüedad en las que se le describe como un animal con cuerpo de serpiente, escamas de carpa, hocico de perro, cuernos de ciervo, ojos de demonio, garras de águila y zarpas de tigre. Los dragones chinos tienen cuatro dedos en cada pata, salvo los imperiales que tienen cinco.


Otro de sus elementos distintivos es una perla mágica que suelen llevar y que representa la sabiduría, esta perla es muy preciada para los dragones y por ello la mantienen siempre cerca, a veces en la boca, otras en la mano y otras bajo el mentón.
El dragón chino es muy diferente del de la mitología europea, ya que se le considera un ser benévolo y protector y como tal se le coloca en los templos y en los edificios imperiales. Su elemento es el agua, por este motivo el dragón puede controlar la lluvia, el cauce de los ríos, los lagos y los mares. En China cada mar o río tiene su dragón guardián, según esto, hay cuatro Reyes Dragones (龙王), cada uno de los cuales se corresponde con los cuatro mares de China (mar del este, mar del sur, mar del oeste y mar del norte).

Además, el dragón es un símbolo importante y poderoso, ya que representa la energía “yang”, los chinos creen que hay un principio “yang” que engloba lo masculino, el sol o el calor entre otros muchos elementos, y un principio “yin” que engloba lo femenino, la luna o el frío.
Pues bien, los dragones, al representar la energía “yang” son utilizados como símbolo de todo lo masculino. El contrapunto femenino del dragón en la mitología China es el Fénix (Huang, ), que representa todo lo femenino.

Así como el Fénix es el animal complementario del Dragón, el Tigre suele ser representado como su rival, aparecen enfrentados en numerosas pinturas y dibujos pues el dragón se considera el ser mitológico más fuerte mientras que el tigre lo es en la tierra.

Según las leyendas clásicas, hay nueve tipos de dragones:
- Tianlong, el Dragón Celestial (天龍)
- Shenlong, El Dragón Espiritual (神龍)
- Fucanglong, El Dragón de los Tesoros Ocultos (伏藏龍)
- Dilong, El Dragón del Inframundo (地龍)
- Yinglong, el Dragón Alado (應龍)
- Jiaolong, el Dragón Astado (虯龍)
- Panlong, el Dragón Enroscado (蟠龍)
- Huanglong, el Dragón Amarillo (黃龍)
- Longwang, el Rey Dragón (龍王)

El dragón en el arte y la historia de China
Debido a su importancia como ser mitológico y protector, el dragón aparece constantemente en las obras de arte y la arquitectura China, así es habitual verlo en columnas, paredes, en forma de escultura o de pintura. Además, el dragón representaba al emperador, de quien se decía “se sentaba en el Trono del Dragón” (a veces acompañado de un Fénix, símbolo de la emperatriz), por lo que todos los símbolos imperiales e incluso los ropajes y las joyas muestran dragones.
Traje del emperador, con un dragón en el centro
La ciudad prohibida es un buen ejemplo de esto, las columnas de este palacio y de otros muchos palacios del emperador, son dragones enroscados, así mismo, es famosa la pared de los Nueve Dragones que protegen la ciudadela.
Dragón central de la pared de los Nueve Dragones
Los nueve dragones de la Ciudad Prohibida
El dragón se considera también el más importante de los cuatro “Guardianes Celestiales” que custodian los  puntos cardinales:
- Qinlong (青龍)  el dragón verde-azulado, guarda el este
- Zhuque (朱雀) el fénix rojo, guarda el sur
- Baihu (白虎) el tigre blanco, guarda el oeste
- Xuanwu (玄武 ) la tortuga negra, guarda el norte
Esta representación de los cuatro animales guardianes también se ve muy habitualmente en libros, cuadros y dibujos.

En la actualidad el Dragón se sigue considerando un animal poderoso y protector, y es normal que la gente en China, y fuera, lo lleve en joyas, amuletos, ropa o tatuajes.

Así mismo este animal mitológico se encuentra muy presente en dos de las festividades más 
importantes del país, la primera, la celebración del año nuevo chino donde se realiza la Danza del Dragón (de la que hablaremos más adelante) y la segunda, la festividad del Barco del Dragón, una fiesta que tiene lugar el quinto día del quinto mes lunar (mediados de junio aproximadamente) donde diversos barcos con forma de dragón compiten en una preciosa regata.
Los barcos del dragón preparados para la regata


El dragón en las artes marciales
El kung fu es originario del templo Shaolin, donde los monjes aprendieron a imitar los movimientos de los animales, el dragón es uno de estos animales, pese a tratarse de un ser mitológico, se encuentra tan presente en la cultura china, que los monjes pudieron imitarlo perfectamente según las características que se le atribuyen, así, las formas del dragón incluyen movimientos suaves y ondulantes, de equilibrio, de fuerza y de precisión y de rapidez.
GM Hu Yuen Chow en posición de garra de dragón
En el Choy Li Fut el dragón es uno de los cinco animales más importantes junto con el tigre, el leopardo, la grulla y la serpiente y su signo distintivo es la garra del dragón. Cuando un practicante ejecuta movimientos del dragón, debe mover todo su cuerpo para parecer este animal, utilizando tanto la fuerza como la técnica.

El dragón, además de ser uno de los animales principales, aparece en el poema que se coloca en el altar de todas las escuelas de nuestro estilo:
英棍飞腾龙摆尾 (sacude el palo como el dragón como el dragón cuando mueve la cola)
雄拳放出虎昂头 (golpea con el puño como el tigre cuando levanta la cabeza)


Altar del Templo de Foshan con el poema del Choy Li Fut en los laterales
Aparte de ser uno de los animales principales del kung fu, el dragón está presente en muchos otros aspectos de este arte marcial, numerosas escuelas, como la nuestra, Dragón Blanco, lo llevan en su nombre, logo o ropa, por estar muy asociado con la idea de fuerza, sabiduría, poder y longevidad. 

Además, la famosa “danza del dragón” casi siempre es ejecutada por escuelas de kung fu.
Esta danza no debe confundirse con la del león, en la danza del dragón, el dragón lo llevan numerosos practicantes, a veces más de diez, mientras que el león sólo lo llevan dos, el dragón se lleva con palos sujetos por encima de la cabeza y este nunca cubre a quienes lo portan. Otra diferencia técnica entre ambas danzas es que la del león suelen realizarla miembros más expertos de la escuela mientras que la del dragón pueden hacerla principiantes.

La estructura del dragón tradicionalmente es de bambú cubierta con tela, los dragones de la danza son largos (se cree que cuanto más largos, mayor fortuna atraen), de colores brillantes y llamativos y los que la ejecutan deben ensayar principalmente como coordinarse para que el dragón se mueva como un todo, con movimientos ondulantes y fuertes. 
Al comenzar la danza el dragón esta dormido, y cuando despierta, empieza a seguir a uno de los participantes que lleva una esfera brillante sujeta sobre un palo, esta esfera representa la "perla de la sabiduría" que  llevan los dragones chinos, aunque en el año nuevo chino se sustituye por una esfera amarilla que simboliza el sol, como recibimiento a la primavera.

Dragón persiguiendo la Perla de la Sabiduría



A continuación un video de la Danza del Dragón realizado por una escuela de kung fu:








sábado, 16 de mayo de 2015

GUÍA DEL MASAJE PARA EL ARTISTA MARCIAL


Las artes marciales enseñan a utilizar el cuerpo de la forma más inteligente para que huesos, músculos y articulaciones se dispongan de la mejor forma posible para responder eficazmente.
Para ello, sometemos principalmente a nuestros músculos y tendones a estiramientos, flexiones, extensiones…etc. Por diversos motivos (mala ejecución en la técnica o mala preparación física para realizar el esfuerzo que se pide) estas estructuras pueden verse afectadas. 

Este artículo detalla algunas de las lesiones más comunes dentro de las artes marciales, principalmente en Kung-Fú; así como su tratamiento con el masaje.

El masaje es una herramienta más que une perfectamente artes marciales y salud. Hay quienes dicen que el masaje fue el primer recurso terapéutico utilizado por el hombre. No hay más que ver a los niños, que sin tener ningún tipo de conocimiento sobre el tema saben que al darse un golpe, disminuye el dolor si se frotan o masajean.

*Observación: Las lesiones se clasifican en tres tipos en base al tiempo transcurrido: fase aguda (las primeras 24-48 horas), fase subaguda (las siguientes 24-48 horas) y fase crónica (desde la fase subaguda hasta su curación). Aquí se explica el tratamiento en fase aguda, ya que es lo más común. En la fase subaguda y especialmente, en la crónica, se precisa de un diagnóstico médico previo.

-Calambre: es una contracción muscular involuntaria debido a la sobrecarga. Se recomienda un estiramiento inmediato. Tras el entrenamiento se puede aplicar alguna crema de calor y dar un masaje superficial, intentando que circule bien la sangre para nutrir la zona.

-Contractura: básicamente, se trata de un calambre persistente. Podemos tratar con hielo y estiramientos.

-Tirón: se trata de un sobreestiramiento de las fibras musculares. No llega a desgarrar un número de fibras importante, sino de miofibrillas (las estructuras internas de la fibra muscular). Por ello, a las horas se produce una extravasación de sangre; de modo que NO hay que manipular la zona. Esperaremos unos 10-15 días para la cicatrización y entonces podremos masajear muy superficialmente, simplemente para evitar adherencias (adhesión del nuevo tejido que cicatriza). Se puede poner hielo.

 

-Contusión: es el aplastamiento del músculo provocado por un traumatismo intenso. Suele causar hematoma. Puede ocurrir al entrenar  ejercicios como las tres estrellas, endurecimiento o golpear al muñeco de madera con demasiado ímpetu. No masajearemos hasta que veamos si hay hematoma. De momento podemos reposar, poner hielo y usar dit-ta-jiu (ungüento de la medicina tradicional china compuesto de varias hierbas y aceite o alcohol, que acelera el proceso de cicatrización). Cuando desaparezca el hematoma podemos masajear y usar cremas de calor (como el bálsamo de tigre rojo).


-Tendinitis de rodilla: No puede decirse que sea una lesión grave pero sí molesta. Se trata de una inflamación del tendón producida por una mala condición física de esta estructura para realizar el esfuerzo que le pedimos que haga. En la rodilla, podemos hablar de varias tendinitis: tendinitis de pata de ganso (conjunto de tres músculos que pasan por la cara interna lateral de la rodilla), tendinitis rotuliana (muy típica si sobrepasamos nuestra rodilla la punta del pie), tendinitis del cuádriceps…etc. Podemos tratar con hielo, masaje profundo a favor de fibra y estiramientos. 

-Tendinitis de hombro: Bien es sabido todo el arsenal de golpes de puño largo que posee el Choy Li Fut, especialmente los circulares. Por ello, hasta que los músculos rotadores externos e internos se acostumbran, podemos sufrir de sobrecargas musculares, agujetas, tendinitis… Para este último, usaríamos el mismo tratamiento que en el caso anterior.

-Epitrocleítis o “codo de golfista”: se produce por una hiperextensión del codo. En el Choy Li Fut puede ocurrir en un golpe recto sin dejar ligeramente flexionado el codo; o al mover el palo y dejar el brazo extendido por completo.  




-Esguince: es una lesión articular que llega a desgarrar en parte o por completo, ciertas estructuras que actúan sujetando la articulación; como los ligamentos. Diferenciaremos varios grados de esguince en el momento de desgarro de ligamentos, pero si éstos sólo sufren una elongación fuerte sin rotura, hablaremos de distensión. En el momento del esguince no debemos actuar con el masaje. ¿Por qué? Porque no sabemos cómo de afectada está la zona. Puede ser un ligero desgarramiento o una rotura total. Así que pondremos hielo, elevaremos el miembro afectado hasta la altura del corazón y el médico tendrá que decir cuál es el grado de la lesión. 



En el caso de ser un esguince de rodilla, actuaremos de la misma forma. 

-Agujetas: Se trata de una alteración de la célula muscular. Se producen por un sobreesfuerzo y ocasiona un microtraumatismo de la fibra muscular y acumulación de ácido láctico. Se puede usar termoterapia (aplicar calor) y un masaje suave.


*Prevenciones y consejos para evitar lesiones:

-Beber suficiente agua: al estar bien hidratados, nuestros músculos son más flexibles y estarán mejor predispuestos para el ejercicio. Como curiosidad, una buena hidratación contribuye a mantener la distancia intervertebral correcta. Con lo que sufriremos menos de protusiones, hernias discales, pinzamientos…etc.

-Estirar antes y después: con ello preparamos a los músculos, tendones y ligamentos para el entrenamiento y relajamos las estructuras tensas al final del mismo. Es importante estirar el cuádriceps. El Kung Fú, al igual que muchas artes marciales tradicionales, trabaja mucho las posiciones bajas. Al estirar relajamos el vientre muscular y los tendones de cada lado. Prevenimos la tendinitis rotuliana y de cuádriceps.

-Comer sano: todos sabemos que una dieta saludable es muy importante para las artes marciales. Sin un músculo correctamente nutrido, no podremos exprimir todo lo que podríamos.

-Darse masajes: un buen masaje de vez en cuando relajará los músculos, así como el sistema nervioso central. Al mover la sangre, nuestro cuerpo estará más nutrido y eliminará mejor sustancias de desecho.

-Es importante conocer el efecto del frío y el calor: el frío produce vasoconstricción, es decir, que un menor caudal de sangre circulará donde lo apliquemos. Sin embargo, el calor es un vasodilatador; es decir, que ensancha los vasos sanguíneos haciendo que haya más circulación.  Si dudamos qué utilizar, pondremos hielo.


Álvaro Ons.