domingo, 6 de julio de 2014

CHAN NGAU SING, EL PRIMER SUCESOR DE JEONG YIM

Sifu Frank McCarthy comenzó a practicar Choy Li Fut en la
Sifu Frank con Sifu Lok Gee Hung
en el Fut San Hung Sing Kwoon
escuela 
del GM Dino Salvatera dentro de la Hung Sing Kwoon USA. Desde mediados de los 90, Sifu Frank se ha dedicado a la enseñanza y a promover el legado del GM Lau Bun y el Hung Sing Choy Lee Fut. Para leer su biografía completa pinchad aquí.

El siguiente artículo, que narra la vida de Chan Ngau Sing, primer sucesor de Jeong Yim, se puede leer en su blog en su versión inglesa tal y como Sifu Frank lo escribió: 
http://futsanhungsing.blogspot.com.es/2014/01/chan-ngau-sing.html


  CHAN NGAU SING, EL SUCESOR DE JEONG YIM
 Chan Ngau Sing, también fue conocido como Chan Gok Choy y Chan Gei Sing, y su apodo era Chan Mou Sing. Nació en Fut San en la calle Ngar Pong en 1864. Sus antepasados venían de un lugar llamado San Sui. 
De joven empezó a entrenar kung fu, estilo Hung Gar, con un maestro llamado Chow Gum Biu.
Desde que el Fut San Hung Sing Kwoon abrió, Jeong Yim tuvo que enfrentarse a numerosos desafíos, lo que era costumbre en aquella época, y venció a todos sus oponentes. Su reputación se extendió rápidamente por todo el sur de China. Con esto en mente, el Maestro Chow Gum Biu le sugirió a Chan Ngau Sing que debía ir a completar su entrenamiento con un maestro como Jeong Hung Sing.

 Chan Ngau Sing desoyó la recomendación de su maestro porque estaba personalmente muy orgulloso de su fuerza física y de su destreza en las artes marciales. Sentía que era mucho mejor que la mayoría de los luchadores de la zona y pensó que vencer a Jeong Yim quien era mucho mayor que él, sería fácil.
En 1883 convencieron a Chan Ngau Sing de que hiciera una visita a Jeaong Hung Sing. Durante su primer encuentro Chan Ngau Sing desafió a Jeong Yim a una pelea. Jeong Yim le dijo que le vencería en tres asaltos, y en cada asalto, Jeong Yim le indicó a Chan Ngau Sing donde iba a caer. Primero dijo que Chan Ngau Sing caería hacia el este, y lo hizo, en el segundo asalto Jeong Yim le dijo “ahora caerás hacia el oeste” y, por supuesto, Chan Ngau Sing lo hizo. En el tercer asalto Jeong Yim le dijo que caería en el centro, y una vez más, tuvo razón.
                                  
 En la última caída Chan Ngau Sing reconoció la efectividad del arte de pelear del Hung Sing Kwoon y especialmente el de Jeong Yim, incluso a su avanzada edad.
Jeong Yim reconoció el gran potencial de Chan Ngau Sing quien probó ser un discípulo que merecía la pena y que practicaba día y noche para perfeccionar su kung fu.
Jeong Yim también inculcó en Chan Ngau Sing su espíritu revolucionario.
Chan Ngau Sing
 Chan Ngau Sing aprendió el “pa-kua interno y externo” que el monje Ching Cho enseñó a Jeong Yim. Esta forma de mano vacía tenía 1080 movimientos y era la esencia del sistema del monje de la hierba verde. Más tarde, como era demasiado larga para enseñarla a los nuevos estudiantes, Chan Ngau Sing partió el “pakua interno y externo” en tres formas separadas de mano vacía usadas para pelear. Las llamaron Ping Kuen, Cheung Kuen y Kau Da Kuen.

 La gente malvada era una de las cosas que más molestaban a Chan Ngau Sing. Él era un hombre honorable que a menudo trataba a las malas personas como sus enemigos personales.
Una vez, un conocido abusón de la Sing Tong llamado Ying Sha, fue uno de estos a los que Chan Ngau Sing despreciaba. Ying Sha tenía a más de cién personas trabajando para él y disfrutaba causando problemas donde quiera que iba y abusaba de la gente del pueblo siempre que podía.
En el Templo Ancestral (Zhu Miao) de Fut San, Ying Sha y sus seguidores siempre cogían las tres primeras filas de sitios en el público. Él y sus matones no permitían que nadie se sentase en esas filas sin recibir una severa paliza o incluso posiblemente sin ser asesinados.
El Templo de Los Ancestros (Zumiao) de Fut San en la actualidad
 En una de esas ocasiones, alguien corrió a buscar a Chan Ngau Sing y le informó de que Ying Sha y su grupo estaban en el Templo Ancestral causando problemas. Chan Ngau Sing se indignó, agarró un par de mazas de Choy Lee Fut, corrió al templo y cogió a Ying Sha en el acto. Sin ayuda alguna, Chan Ngau Sing mató a Ying Sha y a sus seguidores e hizo un anunció al público, las tres primeras filas a partir de entonces se ocuparían basándose en “el que llega primero, se sirve primero”, haciendo este gesto de él una especie de héroe local.

 En 1893 Chan Ngau Sing llevaba su propia escuela Hung Sing en Fut San cerca de su casa, y Jeong Hung Sing se pasaba a enseñar por allí de manera habitual. Ese mismo año (1893), Jeong Hung Sing cayó enfermo y finalmente falleció dejando a Chan Ngau Sing como el siguiente Maestro principal de la Fut San Hung Sing Kwoon.

 Hacia el final de la dinastía Ching, Chan Ngau Sing les enseñó a sus estudiantes que “el fuerte nunca debe abusar del débil y los pequeños grupos nunca deben abusar de una sóla persona”. Fue un profesor muy estricto que implantó una serie de reglas y puso un fuerte énfasis en perfeccionar las bases. Chan Ngau Sing también hizo hincapié en enseñar personalmente a cada estudiante durante más de 30 años seguidos.

 Aparte del kung fu, Chan Ngau Sing tenía su propio negocio con metales, pero no le estaba yendo demasiado bien. Por si esto no fuera suficiente, una vez más el gobierno chino intentó arrestar a los miembros y cerrar el Hung Sing Kwoon. Durante este tiempo, Chan Ngau Sing huyó a Hong Kong y se quedó con su si-hing Yuen Hai (Maestro de Lau Bun). Durante su estancia allí, Chan Ngau Sing golpeó a un oficial de la policía británica de Hong Kong y tuvo que huir de vuelta a Fut San para evitar ser arrestado
                                
 Ya de vuelta en Fut San, Chan Ngau Sing empezó a establecer algunas reglas muy estrictas. Personalmente estaba en contra de hacer la Danza del León en público porque sentía que atraía demasiada atención sobre su escuela. Así que la “Lui Chung” y “Las sociedades de Danza del León Hip Lien” fueron creadas mientras él era el Maestro principal. Sin embargo, todos los miembros de estos dos grupos de Danza del León eran secretamente miembros de la Hung Sing y su número superaba los 10.000 estudiantes.

 En Fut San, el nombre de Chan Ngau Sing tenía mucho peso. Su nombre era tan famoso que cualquiera que quisiera abrir una escuela en la zona independientemente de a quien pertenecieran, siempre le hacían una visita primero para pedirle permiso.
Con el tiempo, Chan Ngau Sing cambió de idea respecto a enseñar a grupos revolucionarios. Muchos de sus estudiantes eran miembros de los Trabajadores Comunistas y la Unión de Granjeros. La mayoría de sus estudiantes se vieron obligados a abrir Hung Sing Kwoons en el extranjero para evitar ser arrestados. En esa época, la escuela Hung Sing estaba constantemente en las noticias locales

 Algunos de los estudiantes más famosos de Chan Ngau Sing fueron entre otros Qian Wei Fang, Wu Qin, Liang Hui Hua y Tong Sek, quienes estuvieron involucrados en la revolución. Wu Qin se convirtió en un mártir revolucionario y en el guardaespaldas del Dr Sun Yat Sen.         
Tong Sek, uno de los alumnos más destacados de Chan Ngau Sing
              
Cho Chi Han, bisnieta de Chan Ngau Sing
 El 13 de octubre de 1926, en medio de una gran pobreza, Chan Ngau Sing falleció tras caer enfermo y fue enterrado en el cementerio Mong Ching Gong. Hubo más de 5.000 personas que asistieron a su funeral. Hoy en día su legado lo lleva su propia línea de sangre. Su nieto y bisnieta (Cho Chi Han), quien nació el 29 de diciembre de 1985 y todavía reside en fut San, practicando el kung fu que su tatarabuelo le legó.                      
  Cho Chi Han ha estado participando y ganando campeonatos locales con su kung fu. Esperemos que en el futuro de un paso adelante y se haga cargo donde su tatarabuelo, el legendario Chan Ngau Sing lo dejó.
                           
              ¡¡¡HUNG SING!!!

domingo, 8 de junio de 2014

VIDEOS Y FOTOS DEL II TORNEO INTERPROVINCIAL DE LOGROÑO (2014)

Aquí os dejamos una selección de fotos y videos de lo que fue la participación de la Escuela Hung Sing Dragón Blanco en el II Torneo Interprovincial Ciudad de Logroño. Esperamos que os guste.














lunes, 2 de junio de 2014

TALLA DE MADERA CHINA

En este blog siempre hay un espacio para la maravillosa y extensísima cultura china, en esta ocasión, nuestros amigos de la ACACHI nos han enviado estas imágenes de una escultura de madera de 12 metros de longitud en la que el artista trabajo nada menos que cuatro años.

Esperamos que las disfrutéis:








sábado, 24 de mayo de 2014

RESULTADOS DEL II TORNEO INTERPROVINCIAL DE LOGROÑO

Esta mañana se ha celebrado el II Torneo Interprovincial de Logroño (del que pronto publicaremos la crónica y los vídeos) en el que participaba la Escuela Hung Sing Dragón Blanco. Pese a que la semana empezó con malas noticias por la lesión de Rubén Romero, nuestro equipo ha obtenido unos excelentes resultados:
NUESTRO EQUIPO DE COMPETICIÓN CON SUS COPAS
David López: Oro en formas, mano vacía y armas.

Álvaro Ons: Plata en formas, mano vacía y armas

Enrique Ruiz: Plata en combate semi-sanda (más de 80kg)
ENRIQUE RUIZ, ENTRANDO AL TATAMI

Enhorabuena a los campeones y gracias al Sifu y a todos los compañeros que se han desplazado hasta Logroño para apoyar y animar a nuestros competidores, en especial a Jorge García y Rubén Romero, que pese a las lesiones han sido uno más del equipo .



martes, 13 de mayo de 2014

II TORNEO INTERPROVINCIAL DE KUNG FU "CIUDAD DE LOGROÑO"

El día 24 de mayo se va a celebrar el II TORNEO BENÉFICO INTERPROVINCIAL CIUDAD DE LOGROÑO, organizado por Sifu José Molina y la Asociación Riojana de Kung Fu, en el cual se aprovechará para recoger artículos para el banco de alimentos.

La Escuela Hung Sing Dragón blanco acudirá a este campeonato solidario por segunda vez con el siguiente equipo:
Modalidad de formas
- David López
- Alvaro Ons
- Rubén Romero

Semi-Sanda
- Enrique Ruiz


Sólo queda agradecer a Sifu Molina la invitación a este evento y desearle buena suerte a nuestro equipo.

miércoles, 30 de abril de 2014

JEONG HUNG SING Y EL FUT SAN HUNG SING KWOON


Sifu Frank McCarthy comenzó a practicar Choy Li Fut en la escuela del GM Dino Salvatera (quien, a su vez, fue alumno de Jew Long) dentro de la Hung Sing Kwoon USA, que fundó el GM Lau Bun a su llegada a los Estados Unidos.

Desde mediados de los 90, Sifu Frank se ha dedicado a la enseñanza y a promover el legado del GM Lau Bun y el Hung Sing Choy Le Fut. Tras viajar a la Hung Sing original, situada en Fut San (Foshan), ha investigado y recopilado toda la historia de esta gran rama del Choy Lee Fut para darla a conocer en occidente. El artículo que nos ha dado permiso para traducir y que a continuación reproducimos, narra la vida de Jeong Yim, fundador del Hung Sing Choy Lee Fut Kwoon de Fut San, y se puede ver en su blog en su versión inglesa:

http://futsanhungsing.blogspot.com.es


Jeong Ah Yim era su verdadero nombre y nació en el distrito de Sun Wui en la villa Dong Ling durante la dinastía Qing. Sus padres fueron asesinados y el estuvo bajo los cuidados de su tío Jeong Kwan. Desde muy joven Jeong Yim tuvo una enorme pasión por aprender artes marciales. Su primer profesor fue el monje Shaolin Lee Yau San, maestro de Lee Ga, de quien se dice que pudo ser discípulo de Lee Sik Hoy, uno de los 5 ancestros de la sociedad secreta Hung Mun.*

El gobierno iba tras Jeong Yim y este les esquivaba, ya que pretendían reclutarle para la milicia y Jeong Yim no quería ir. Por si las cosas no estaban lo suficientemente mal, su tío Jeong Kwan tuvo que dejar la ciudad por negocios y no pudo llevarse a su joven sobrino con él. Así, se le ocurrió hacerle una visita a un viejo amigo en King Mui. Este amigo era un maestro de kung fu y fundador de un nuevo estilo de pelea. Esperando que este viejo amigo pudiera hacerse cargo del joven Jeong Yim, partieron hacia la Villa Chan de King Mui.

A su llegada a Kung Mui fueron recibidos por Chan Heung, el instructor jefe de kung fu del lugar. Jeong Kwan le explico su situación pero se encontró con el desafortunado hecho de que aquellos sin el apellido Chan se les permitía vivir en la villa pero no aprender su kung fu. Jeong Kwan rogó hasta que a Chan Heung se le ocurrió un plan. Se quedaría con el chico pero este sólo podría ser el jardinero. Sin embargo, al joven Jeong Yim no se le permitió aprender el kung fu de la villa. Llegaron a este acuerdo y en 1836 Jeong Kwan dejó a su joven sobrino con Chan Heung.

Durante sus tareas diarias, el joven Jeong Yim miraba a los estudiantes practicando su kung fu. Dado que ya había cumplido los 12 años, era capaz de pillar el Choy Lee Fut de Chan Heung bastante rápido. Por aquel entonces el Choy Lee Fut estaba basado en los estilos enseñados por el monje Choy Fook y por Lee Yau San. Jeong Yim ya estaba familiarizado con el sistema Lee Ga, ya que, irónicamente, compartían el mismo sifu. Así que por la noche, mientras todo el mundo estaba durmiendo, Jeong Yim practicaba su kung fu robado hasta que un día fue descubierto por Chan Heung.

Es obvio que Chan Heung vio el gran potencial de Jeong Yim porque durante los siguientes 5 años este entrenamiento nocturno continuó. Todo discurrió de forma placida durante ese tiempo, pero en una ocasión Chan Heung salió y sus discípulos mayores decidieron poner su atención en el forastero Jeong Yim. Creyendo que Jeong Yim no sabía kung fu en absoluto, los discípulos le pidieron que pelease con ellos. Desafortunadamente para ellos, Jeong Yim les dio una buena paliza. Esto hizo que los padres de los estudiantes le ordenaran a Chan Heung que echase al forastero.

Reticente, Chan Heung le pidió a Jeong Yim que se marchase, pero no antes de instruirle para que fuera a la montaña Pak Pai y localizase a un monje shaolin para completar su entrenamiento. Así, en 1841 Jeong Yim salió hacia Guangxie y encontró al monje Ching Cho Wo Serng (El monje de la hierba verde) en la montaña Pak Pai. Este lo aceptó como su estudiante y durante los siguientes ocho años (1841-1849) Jeong Yim aprendió el letal arte del Fut Gar Kuen.

El monje Ching Cho o monje de la Hierba Verde fue un famoso monje del Templo Shaolin. De hecho, en algún momento fue incluso el abad del templo. Después de la destrucción del templo del sur, el monje Ching Cho (de quien también se cree que era “Fong Dai Hung”, es decir, uno de los 5 ancestros de los Hung Mun) ayudó a establecer la sociedad secreta Hung Mun. Por lo tanto, el monje de la Hierba Verde no sólo enseñó a Jeong Yim kung fu, si no que implantó en él el espíritu revolucionario.

Una vez que el entrenamiento de kung fu de Jeong Yim se completó, el monje de la Hierba Verde cambió el nombre de Jeong Yim a Jeong Hung Sing, que se podría traducir como “Victoria de los Hung Mun”. Entonces le dio instrucciones para que fuera a Fut San, contactara con la rama Hung Mun de allí y ofreciera su escuela para ayudar a entrenar a los luchadores revolucionarios. Durante los dos años siguientes Jeong Hung Sing entrenó a sus estudiantes estrictamente para el combate. En 1851, Jeong Hung Sing respondió al alzamiento de la rebelión Tai Ping organizando todas sus escuelas Hung Sing del sur de China y estableciendo formalmente su Fut San Hung Sing Kwoon.
ALTAR EN HONOR A JEONG YIM EN EL FUT SAN HUNG SING KWOON
Justo antes de esto, Jeong Hung Sing volvió a King Mui donde Chan Heung le dio una cálida bienvenida. En sus encuentros, Jeong Hung Sing compartió con él lo que había aprendido del monje de la Hierba Verde. Pero cuando Jeong Hung Sing volvió a Fut San, él y Chan Heung empezaron a desarrollar de forma separada el estilo Choy Lee Fut. Mientras que el Choy Lee Fut de Chan Heung se basó en los estilos Choy y Lee Ga, con el “Fut” añadido para representar sus raíces shaolin y budistas, el Choy Lee Fut de Jeong Hung Sing se desarrolló basándose en las enseñanzas de Lee Yau San, de Chan Heung y del monje Ching Cho. En esencia, Jeong Hung Sing fue quien puso el “Fut” al Choy Lee Fut.

Poco después de abrir el Fut San Hung Sing Kwoon, la efectividad del estilo de pelea de Jeong Hung Sing se extendió rápidamente por todo el sur de China como un incendio. Él estaba bastante ocupado por el hecho de haber fundado un nuevo sistema de Choy Lee Fut, de estar entrenando a luchadores libres, venciendo en desafíos y huyendo de la ley. Como el “Hung” de su nombre era el mismo que el de los Hung Mun, el gobierno le perseguía, y le cerraron la escuela en más de una ocasión. Cada vez que esto sucedía, Jeong Hung Sing y sus discípulos reabrían Hung Sing Kwoons en cualquier otro lugar.

Jeong Hung Sing tuvo muchos, muchos estudiantes. Tres de sus discípulos más antiguos fueron Lui Chun, Lee Yan y Yuen Hai. Otros estudiantes fueron Tham Lup, Jeong Sam Bing, Wong Sei, Chun Mien, Lee So, Wong Fook y Chan Ngau Sing. Su discípulo Lui Chun fue quien enseñó a Tam Sam, quien se convirtió en el fundador de la rama Buk Sing de Choy Lee Fut. La rama de Hung Sing de Singapur se estableció a través de Lee Yan y Yuen Hai entrenó a Lau Bun quien se convirtió en el fundador de la primera escuela de kung fu en el continente americano, así como la primera escuela Hung Sing del lugar.
EL GRAN MAESTRO LAU BUN, FUNDADOR DE LA PRIMERA ESCUELA HUNG SING EN LOS ESTADOS UNIDOS

En 1864, la Fut San Hung Sing Kwoon fue cerrada otra vez. En esta ocasión, Jeong Hung Sing voló a Hong Kong donde se quedó hasta 1867. En ese año, cuando pensó que las cosas se habían calmado, volvió a Fut San y reabrió su Hung Sing Kwoon. Llegados a este momento, Jeong Hung Sing tuvo que cambiar el “Hung” de su nombre a algo que sonara igual pero tuviera distinto significado. El nuevo Hung que usó significaba “Ganso Salvaje” ya que en la cultura china el ganso representa la longevidad y puede que quizá tuviera otro significado secreto que significase “larga vida a los Hung Mun”.

Se han encontrado evidencias de la relación de Jeong Hung Sing con los Hung Mun en numerosos lugares. La primera la vemos en el par de poemas que todas las escuelas Hung Sing usan. En la de la izquierda se lee “Soltar el puño como el tigre cuando levanta la cabeza” mientras que en la de la derecha se lee “Mover el palo en el aire como el dragón cuando sacude la cola “. Ahora bien, cuando juntas los dos primeros caracteres de cada poema, se puede leer “héroe”, como en “héroe revolucionario”.

Otro lazo de unión se encuentra en la construcción del altar de Jeong Yim. Una auténtica escuela basada en los Hung Mun debe tener un altar, una mesa en frente de él y dos sillas. Una es para el Maestro y la otra para el discípulo más destacado.

La siguiente confirmación de la conexión con los Hung Mun se descubrió en las paredes de la escuela de Jeong Hung Sing.

En la primera línea se puede leer: La gran ave extiende sus alas como una mano abierta

La segunda dice: el alumno que excede tanto que su fama perdurará por siempre

En la tercera leemos: Saludos a los hermanos dentro de los 5 lagos y los 4 mares

Y en la cuarta pone: el sol brillará durante generaciones

Entre estas líneas se puede leer el lema de la sociedad secreta Hung Mun “FAN CHING FU MING” lo que se traduce como “Derrocar a los Ching, restaurar a los Ming”

Jeong Hung Sing continuó desarrollando su Hung Sing Choy Lee Fut y entrenando a luchadores libres durante el resto de su vida. Su sucesor, Chan Ngau Sing, no apareció hasta 1883 cuando Jeong Hung Sing tenía unos 60 años. De acuerdo con el material recogido de la Fut San Hung Sing Kwoon, Yuen Hai fue el responsable de reclutar a Chan Ngau Sing, quien, al principio, era extremadamente escéptico acerca de Jeong Yim. De hecho él sentía que era mejor que su viejo Maestro de kung fu. Sin embargo, el viejo Jeong Hung Sing aceptó pelear con él advirtiéndole que debía prestar atención pues iba a caer primero hacia el este, después hacia el oeste y finalmente en el centro.

Al final de tres rápidas rondas, Jeong Hung Sing había hecho honor a su palabra y Chan Ngau Sing había caído justo donde Jeung Hung Sing, esa vieja reliquia, había predicho. Chan Ngau Sing aprendió de la forma más dura que su viejo Maestro era de verdad uno de los más grandes luchadores del sur de China y pidió ser tomado como discípulo.
CHAN NGAU SING, SUCESOR DE JEONG YIM EN LA FUT SAN HUNG SING KWOON
En 1893, Jeong Hung Sing enfermó, y Chan Ngau Sing intentó llevarle a ver a su médico personal. Sin embargo, Jeong Hung Sing, fundador del Fut San Hung Sing Kwoon falleció de esta enfermedad. Tal y como se cuenta en la Fut San Hung Sing Kwoon, al morir, Jeong Hung Sing dejó mujer (Chan Kay) y dos hijos, quienes murieron muy jóvenes. Desde ese momento Chan Ngau Sing se convirtió en el siguiente heredero de la Fut San Hung Sing Kwoon.


* NDT: La liga Hung o "Hung Mun" fue una sociedad secreta del del siglo XIX cuyo objetivo era derrocar a los Ching y restaurar la Dinastía Ming. Diferentes escuelas de artes marciales como el Choy Li Fut o el Hung Gar estuvieron muy implicadas en esta sociedad,los miembros de estos estilos utilizaban mensajes en clave para identificarse como miembro de los Hung Mun.

domingo, 13 de abril de 2014

UNA "REBANADA" DE KUNG FU


La autoría de este artículo corresponde al GM Doc Fai Wong, quien lo publicó hace años en la revista "Inside Kung Fu", de la que mostramos el artículo original.

El sable fue el arma número uno en China antes de que las armas de fuego hicieran su aparición.
En chino se le conoce como “dan-do”* (cuchillo simple), y principalmente lo llevaban los soldados de a pie, que lo usaban tanto en peleas cara a cara con otros soldados sin montura como para cortar las rodillas de los soldados que iban a caballo o las patas de estos.

De todas formas, el uso del “dan-do” no era el mismo en toda China. Hasta hace poco China estaba cultural y políticamente dividida en la parte norte y la parte sur por el río Yangtze. Cada región era distinta tanto en sus artes marciales como en sus armas.
El norte de China fue siempre el centro de las reglas militares, de la salud y de las artes. Mientras que los soldados consideraban el sable un arma de supervivencia y lo usaban con tan sólo unas pocas técnicas básicas, las formas de sable de los civiles del norte incluyen multitud de movimientos circulares y florituras, con un gran énfasis en las cualidades artísticas.
Las formas de sable del sur de China eran justo lo contrario los granjeros y los obreros del área usaban el sable para el combate y para sus necesidades personales. Por lo tanto, las formas eran más directas y prácticas que aquellas de la zona norte.

Aunque las formas de sable del norte y del sur son diferentes, las técnicas básicas siguen siendo las mismas. Los cortes primarios del sable son los tajos hacia abajo, los cortes horizontales a nivel de la cintura, los cortes hacia arriba que abarcan toda la longitud del cuerpo y los cortes rectos que empujan. También hay cortes horizontales que se originan desde atrás.

En la antigua China el entrenamiento a menudo incluía el uso de “muñecos de sable” hechos de largos tallos de paja. Hoy en día los muñecos de paja se complementan con espuma de poliestileno.
Los estilistas del “dan-do” practican las técnicas básicas con el muñeco de paja, escuchando atentamente el sonido que se produce cuando el sable corta los tallos secos. Un sonido silbante, corto y afilado indica un corte recto y limpio. Un corte doblado, sucio o incompleto produce un sonido largo y tenue.
La efectividad de los cortes está determinada por el ángulo en el que el filo incide sobre cada tallo de paja. Un corte preciso y claro deja una superficie suave a lo largo de todo el perímetro del tallo. Un borde irregular, desgarrado del tallo de paja indica que la técnica ha sido chapucera.

Las técnicas correctas de sable vienen determinadas por el poder de los movimientos. Hay dos principios en las técnicas de sable, cada uno con su tipo especial de poder.

Una técnica es el tajo recto, que requiere fuerza directa para llevar el filo hasta su objetivo. Cuando un practicante de sable aplica este tipo de corte, el poder viene hacia arriba desde el pie, con el tobillo empujando la superficie del pie contra el suelo. Los músculos de la pierna de atrás refuerzan la posición, llevando la fuerza hacia arriba del cuerpo hasta que alcanza la cintura, donde se magnifica por el efecto rotatorio de una cintura relajada, suelta y flexible. El poder entonces se extiende hasta el hombro, el brazo y la muñeca antes de alcanzar el climax en el corte del “dan-do”.

La otra técnica de corte es la “rebanada”. Mientras que un practicante puede usar la fuerza bruta para cortar de un tajo la mayoría de las cosas, para rebanar hace falta una fuerza más suave para ser efectivo. De nuevo la cintura juega un papel muy importante en la técnica.
Primero, se hace contacto con el objetivo, entonces, tirando de la cintura y el brazo con un movimiento de “absorción”, los estilistas del sable, sacando este, crean el corte en rebanada.
Las técnicas de rebanar son efectivas contra las partes suaves del cuerpo. Las técnicas de corte, de tajo, contra este tipo de áreas son como golpear una esponja, le das, pero no la penetras.


De todas formas, la pregunta es, ¿por qué concentrarse en realizar las técnicas de sable de forma correcta cuando las armas de fuego son las que prevalecen?. En esencia se hace para preservar el arte y la antigua cultura
La respuesta es, fundamentalmente, el estudio de las artes marciales, y probar que su ejemplo de disciplina y de habilidades humanas son tan necesarias y valiosas como lo eran hace ciento de años.

A continuación os ofrecemos un vídeo en el que se muestran las distintas técnicas ejecutadas de manera fluída:

 

* NDT El sable se conoce en cantonés como "Dan-Do", en mandarín como "Dan dao" y su escritura en caracteres es "单刀".
** NDT Las fotos y vídeos de este artículo no se encuentran en el original y se han introducido para una mejor explicación de las técnicas.

viernes, 4 de abril de 2014

NUEVO CANAL DE YOUTUBE DE LA ESCUELA HUNG SING DRAGÓN BLANCO

En la Escuela Hung Sing Dragón Blanco estrenamos canal de youtube, donde iremos colgando todos nuestros videos de clase, campeonatos, exhibiciones y series técnicas. Esperamos que lo disfrutéis.

Se puede buscar como HUNG SING DRAGON BLANCO, o simplemente pinchar en:


       https://www.youtube.com/channel/UC5mZlRO_dMyYNtqJEb48QnA


martes, 18 de marzo de 2014

SERIE TÉCNICA 24: Combinación de patadas

A continuación os ofrecemos una serie técnica, que, aprovechando la gran varidad de patadas que tiene nuestro estilo, consiste en una combinación de tres de ellas. En este caso ha sido ejecutada por dos de los instructores de la Escuela Hung Sing Dragón Blanco, David López y Rubén Romero.

Ambos contendientes se colocan en posición de guardia


Ruben lanza un Chap Chui, y David a la vez, con su pierna adelantada, le frena con una patada directa penetrante (Dan Geuk)

Al apoyar,  seguidamente, con la otra pierna,realiza Sow Geuk...

para terminar girando ...

...con una patada lateral (Dan Tsung Gueuk)

En el siguiente vídeo se puede ver la técnica realizada, primero de forma lenta, y luego a más velocidad:


lunes, 10 de marzo de 2014

LAS 10 PELÍCULAS DE KUNG FU FAVORITAS DE LA ESCUELA HUNG SING DRAGÓN BLANCO


En la Escuela Hung Sing Dragón Blanco, como sucede con casi todos los amantes del kung fu, somos muy aficionados a las películas de artes marciales.
Estas películas no son, a veces, un modelo cinematográfico a seguir, pero sin embargo, por la calidad marcial de sus actores o simplemente por haber significado algo especial en un momento dado, ocupan un lugar significativo en nuestras vidas.

Ya era hora pues, de que en este blog le dedicásemos un espacio a nuestras queridas y a veces incomprendidas películas de artes marciales, porque, seamos sinceros, ¿quién no empezó o se motivó más para entrenar viendo a Jackie Chan sufriendo el entrenamiento con Yuen Siu Tien, a Gordon Liu atravesar las 36 cámaras o a Bruce Lee manejando los nunchaku?.

Para ello hemos elaborado una encuesta entre los alumnos de la escuela, y así hemos averiguado cuales son nuestras películas favoritas, he de decir que opino que ha quedado una lista muy equilibrada entre grandes clásicos del kung fu, películas modernas de buena factura y películas de grandes autores que han querido rendir homenaje a este gran género que es el wuxia.
Esta es, pues, nuestra lista:

1- IP MAN - (2008)
El film del 2008 protagonizado por Donnie Yen se alza con el primer puesto de nuestra lista. La película cuenta con todos los elementos necesarios para hacer de ella uno de nuestros imprescindibles, lo primero, un protagonista carismático que es un excepcional artista marcial, Donnie Yen borda las escenas de wing chun, pero no sólo eso, también clava el personaje de Ip Man con una actuación sobria y elegante, verle a él es ver al legendario Maestro, lleno de bondad, rectitud y honor. Aparte de esto, en la línea de algunas nuevas producciones chinas, el guión está muy cuidado, la historia es sólida, dura cuando debe serlo y muestra el Foshan de principios de siglo como todos nos lo imaginábamos.


Algunas escenas de esta película ya forman parte de la historia de las artes marciales, cómo la pelea de Ip Man frente a diez japoneses para recoger el arroz y llevarlo a la familia de su amigo o esa en la que tiene que destrozar su muñeco de madera, lo último que le quedaba de su casa,  para poder tener leña, algo muy triste para un artista marcial y más de wing chun.

2- DRUNKEN MASTER (EL MONO BORRACHO EN EL OJO DEL TIGRE) – (1978)
Al margen de la traducción (tema que daría para otro artículo del blog, porque algunos títulos del género tienen mucho delito…), nos encontramos ante una de las películas míticas del cine de artes marciales. Con un protagonista sobresaliente, un jovencísimo Jackie Chan que vino a revolucionar el género con sus piruetas, siempre basadas en el kung fu más tradicional, y su humor nunca antes visto. Escenas para la memoria, todas, Jackie Chan siendo entrenado por el Maestro Yuen Siu Tian, las de boxeo borracho, con sus coreografías espectaculares y para nosotros, aunque sea en la secuela, la escena de la pelea con un practicante de Choy Li Fut.


El film no se preocupa mucho de la veracidad del guión ni de la caracterización o la interpretación de cada personaje, ni falta que le hace, lleva el género a su máxima cuota, con caracterizaciones exageradas y maquillajes llamativos, pero es imposible no dejarse atrapar por su magia y su kung fu espectacular, mezcla de la más pura tradición y la vistosidad de la ópera.

3- FEARLESS – (2006)
Esta película del 2006 protagonizada por Jet Li es pionera en el género, se trata de un film que, sin descuidar ni lo más mínimo las escenas de lucha, también cuida el guión, los personajes y que le da a la historia seriedad y credibilidad.
La historia está basada (libremente) en la vida de Huo Yan Jia, famoso maestro de kung fu de principios del siglo XX que practicaba de Mizong quan, y cuenta su evolución personal y como artista marcial. La película sólo tiene un “pero”, los descendientes de Huo Yan Jia protestaron por las inexactitudes y porque el estilo que hacía su padre no aparece en todo el metraje, Jet Li hace su kung fu de siempre, que es extraordinario pero nada tiene que ver con el Mizong quan. Esto, por ejemplo, no sucede en Ip Man, donde Donnie Yen practica Wing Chun en todo momento.

Al margen de esta pequeñísima pega, la película es altamente disfrutable, un guión precioso, un Jet Li mucho más expresivo de lo habitual y sobre todo, unas escenas marciales impresionantes, para el recuerdo quedarán siempre la pelea en la casa de té, el combate con el luchador ruso o la lucha final con el japonés Tanaka.


4- OPERACIÓN DRAGÓN – (1973)
Operación Dragón posiblemente sea la película más importante del género de artes marciales ya que fue la que desató la locura por el kung fu y creó un fenómeno de masas a su alrededor.
Apoyada por entero en el tremendísimo carisma de Bruce Lee, el film cuenta la historia de un experto en kung fu infiltrado en un peculiar torneo de artes marciales que se lleva a cabo en una isla privada.

                 
La película cuenta, además de con Bruce Lee con otros artistas como Jim Kelly o Bolo Jeung y casi todas sus escenas forman parte ya de la historia del cine. Como Bruce Lee no va a haber otro, fuerza, rapidez, magia, fluidez y una personalidad capaz de arrasar con todo lo convierten en el dueño de la cinta y, además, en esa persona que fue capaz de despertar la curiosidad y el amor por el kung fu en el mundo entero y, como consecuencia, de devolverle su prestigio dentro de la propia China.
Muchas son las imágenes míticas que nos vienen a la cabeza al pensar en esta película, el duelo contra Bolo Jeung, la lucha a muerte con Robert Wall, la pelea frente a los espejos y sobretodo Bruce Lee con la cara cortada por la mano-garra del malo de turno.

5- LA CASA DE LAS DAGAS VOLADORAS – (2004)
Esta película, que se puede considerar una trilogía junto con “Hero” y “La maldición de la Flor Dorada”, fue dirigida por el prestigioso director Zhang Yimou y tiene una gran importancia dentro del género. Siguiendo el camino abierto por Ang Lee en “Tigre y Dragón”, Zhang Yimou realiza su particular homenaje al wuxia, un género que, hasta que llegaron estos films, se consideraba menor. Zhang Yimou convierte las características del wuxia en un auténtico espectáculo para los sentidos, las coreografías son apabullantes, el uso de los colores único, cómo sólo un auténtico maestro del cine oriental puede hacer, los actores, espléndidos, bellísimos, como toda la película, la música, inolvidable, el guión, precioso.
Hay quien critica La casa de las dagas voladoras porque sus actores no son artistas marciales o porque sus peleas están a años luz de ser reales. Lo cierto es que, normalmente, a mejor actor, peor calidad marcial y viceversa, por lo que la elección de Zhang Yimou es la justa y necesaria para tener unas maravillosas actuaciones con escenas marciales, gracias a la preparación de los actores y al gran coreógrafo Ching Siu-Tung, más que creibles. En cuanto a las peleas,  hay que recordar que esta no es una película de artes marciales en sí, si no una película en la que hay artes marciales, que no es lo mismo, por lo que las escenas de lucha siempre están supeditadas a la historia y que, en cualquier caso, supuso un impulso definitivo a un género que en los últimos años andaba de capa caída.

6- ERASE UNA VEZ EN CHINA – (1991)
“Erase un vez en China” fue la película que lanzó a la fama a Jet Li, la historia se basa muy libremente en la vida del famoso Wong Fei Hung y tiene en su protagonista y en sus coreografías imposibles, su mejor baza.

Pese a no tener vocación realista ni en los personajes, ni en el guión, la ambientación está muy cuidada y casi nos transporta a la China de esa época y a los conflictos que se vivieron. La película ganó cuatro Hong Kong Film Awards (entre ellos mejor coreografía de acción) y supuso el inicio de una larga saga.


Jet Li está sencillamente increíble, su rapidez hace honor a su apodo (su verdadero nombre es Li Jian Jie, “Jet” hace referencia a su velocidad casi supersónica). Las escenas de kung fu son un auténtico espectáculo, (no hay que tomarlas, por supuesto, como peleas realistas) y es absolutamente imposible no admirar a estos artistas marciales que consiguen llevarlas a cabo sin romperse.

7- LAS 36 CÁMARAS DE SHAOLIN – (1978)
Otra película mítica cuyas escenas y personajes han trascendido del mundo del celuloide para pasar a formar parte de la cultura popular. Pese a contar, en principio, con el típico guión con un malo muy malo que aterroriza a la gente del pueblo y un bueno que desea aprender kung fu para defenderse, la película gira pronto hacia la que para mí es la historia que mejor cuenta lo que debería ser el aprendizaje de las artes marciales, durante todo su núcleo, que es una verdadera joya de este género, el protagonista va atravesando una a una las 35 cámaras y aprendiendo equilibrio, endurecimiento, rapidez, concentración, lucha a mano vacía, armas y finalmente, lo más difícil, meditación.... y de paso nos muestra todas las cualidades que la práctica del kung fu debería traernos; paciencia, humildad, disciplina, camaradería, constancia, esfuerzo y también alegría.


Aparte de esto cuenta con Gordon Liu, Maestro de Hung Gar y uno de los mejores artistas marciales que existen, como protagonista, por lo que el kung fu es buenísimo, posiciones perfectas, armas tradicionales y la oportunidad de ver combates como el de cuchillos mariposa vs palo de tres secciones. Una auténtica maravilla.

8- THE YOUNGMASTER (EL CHINO) – (1980)
The Youngmaster, con Jackie Chan de protagonista, sigue la estela de su gran éxito, “el mono borracho en el ojo del tigre”, con coreografías espectaculares, escenas hilarantes, personajes exagerados y muy, muy buen kung fu.


La película es maravillosa, no sólo por sus grandes escenas de artes marciales, si no también por la comicidad del guión. Esta es una de las pocas películas de artes marciales en las que te puedes reir a carcajadas a la vez que presencias el kung fu de mayor calidad.
Entre sus escenas hay combates que muy pocas veces, por no decir nunca, se han vuelto a ver, como una pelea de leones, una lucha de banqueta contra palo o en la que se usa el abanico.

9- THE GRANDMASTER – (2013)
The Grandmaster, en chino “一代宗师”, que debería haberse traducido como “Los grandes maestros de una era” o sencillamente “Los grandes maestros” narra la vida de varios Maestros de distintos estilos de artes marciales chinas en la turbulenta época que rodeo la invasión japonesa.

Pero esta película, que tiene como eje central a la figura de Ip Man, es muchísimo más que esto. Para empezar, es una película de Wong Kar Wai, uno de los directores más premiados a nivel mundial, conocido por sus películas bellísimas, difíciles, lentas y obsesivas, un hombre de Hong Kong, donde el kung fu es sagrado, que se toma su tiempo, años, en la preparación de cada proyecto y que tardó ni más ni menos que seis en acabar “The Grandmaster”, más de dos años recorriendo China entrevistando a Grandes Maestros de diferentes estilos, otros tres años entrenando a los actores y más de uno de rodaje por todo el país. Todo para conseguir la película definitiva sobre los Maestros de artes marciales, y, para mí, lo ha conseguido.
Para empezar, cuenta con un reparto para quitarse el sombrero, Tony Leung, Zhang Ziyi, Chang Chen… quería los mejores actores y el mejor kung fu, por lo que puso a los tres a entrenar con grandes maestros más de seis horas al día. Chang Chen entrenó tanto que ganó un campeonato de Ba-ji en China ¡y eso que su personaje sólo tiene dos escenas de pelea!. Zhang Ziyi y Tony Leung lo bordan, llegando con su actuación donde, admitámoslo, un artista marcial puro y duro lo tiene muy difícil para llegar. Pero aparte de eso, cada escena de pelea es una obra de arte, todos los estilos que aparecen están clavados, Hung Gar, Ba-ji, Xing-yi, Ba-Gua, Wing Chun… absolutamente impresionante.

El único pero que se le podría poner a la película es su altísima especialización, te tiene que gustar el cine de Wong Kar Wai, lo que implica escenas largas, lentas, primerísimos planos, historias de desamor y elipsis temporales que a muchos les desquician y, además, hay que saber de kung fu, y no digo te tiene que gustar, si no hay que saber, hay que saber de estilos, de China, de cómo se comportan los maestros, de la filosofía que acompaña a las artes marciales y hasta de historia. Los grandes críticos, seguidores de Wong Kar Wai, la han encontrado pesada y los amantes del kung fu difícil de entender, pero si te encuentras en ese punto justo en el que confluyen el amor por las artes marciales y la admiración por el poderoso cine de Wong Kar Wai, enhorabuena, porque estás ante una película perfecta, una obra maestra definitiva.

10- FIST OF LEYEND (JET LI ES EL MEJOR LUCHADOR) – (1994)
Otra película en la que el título en español despista más que ayuda, se trata de un remake, bastante libre de la gran película de Bruce Lee “fist of fury”. La historia transcurre durante la guerra Chino-Japonesa en 1937 y muestra todo el odio y los conflictos entre ambos países de los que aun hoy quedan secuelas.
Jet Li interpreta a un estudiante en busca de venganza por la muerte de su maestro siendo un símbolo tanto de la lealtad del discípulo como de la fuerza de los chinos contra los japoneses.

Las escenas de acción son maravillosamente buenas, coreografiadas por el gran Yuen Woo Ping y con un protagonista en absoluto estado de gracia que a veces nos hace preguntarnos ¿de verdad es así de rápido o está rodado a más velocidad?. Como escena para el recuerdo, de entre todas, aquella en la que es rodeado por un numeroso grupo de japoneses y los vence a todos a la vez. Un increíble ejemplo de coreografía marcial perfecta y del gran artista marcial que es Jet Li.


** La lista de las películas ha sido elaborada por los miembros de la Hung Sing Dragón Blanco, pero las reseñas han sido escritas por María Arias, alumna de Sifu Javier Marcos, y sus opiniones no tienen porqué reflejar las de los miembros de toda la escuela