miércoles, 20 de noviembre de 2019

LOS CUATRO GRANDES LIBROS DE LA LITERATURA CHINA: 2- El Viaje al Oeste

El Viaje al Oeste (西遊記, xi you ji) es uno de los cuatro grandes libros de la literatura china, posiblemente el más importante y conocido de todos ellos. Su maravillosa mezcla de aventuras, filosofía, sátira y religión hacen de esta novela una de las más relevantes de la literatura universal.
Fue escrito por Wu Cheng´en (吳承恩) y en él confluyen las tres corrientes de pensamiento más importantes de China, el budismo, el taoismo y el confucianismo, es un libro imprescindible para comprender la cultura de ese país y pese a haber sido publicado en 1590, sucede lo mismo que con Don Quijote de la Mancha, su antigüedad no borra ni un ápice de la magia que sigue atrapando siglo tras siglo a los lectores.
Otro de los aspectos que hace de este libro uno de los más conocidos de la literatura china es el hecho de que en él aparece El Rey Mono, de hecho, muchas veces esta novela es conocida como "El Viaje al Oeste; Las aventuras del Rey Mono". Este personaje es tremendamente popular y ha trascendido la novela para tomar vida propia. Podemos verlo protagonizando series, formando parte de videojuegos, como protagonista de la Ópera China, como disfraz para niños, en inumerables objetos, películas, libros y ha servido de inspiración para un buen número de artistas, entre ellos Akira Toriyama, pues su famoso Son Goku no es sino una adpatación de este Rey Mono, Sun Wu Kong.*
Sun Wu Kong como personaje de un famoso videojuego de China
Argumento
La novela narra la historia del monje Xuan Zang, quien parte a la India para encontrar los auténticos textos budistas. Pese a ser una novela del S.XVI, se sitúa en la época de la dinastía Tang (618-907dc). Al monje le acompañan tres de sus discípulos, tres inmortales que por causa de sus actos poco nobles, fueron castigados. El viaje junto a su maestro supone una suerte de Odisea a través de la cual obtendrán el perdón.
Las armas que estos portan son una parte inseparable de su ser del inmortal, y las llevan incluso después de haber caído en desgracia y de tener que vivir en la tierra. Cuanto más elevado es su conocimiento del Tao, más maravillosas son las armas que los inmortales poseen, pues se consideran una especie de prolongación de si mismos y siempre son representados con ellas.

Durante el viaje los protagonistas tienen que enfrentarse a todo tipo de demonios y monstruos que pretenden impedir que los tres inmortales y Xuan Zang alcancen la Montaña del Espíritu.
Todo este camino está impregnado de enseñanzas budistas, como el acumular méritos para obtener lo deseado y el sufrimiento como camino, pero también taoistas y confucianistas y, en definitiva, es tanto una jornada de aventuras como un viaje interior y de superación para los protagonistas.

Los personajes
- Xuan Zang (玄奘): Fue un monje budista que existió en realidad y es considerado un gran erudito. Viajó a la India de donde regresó con numerosos textos budistas antiguos, por lo que con su labor contribuyó a aumentar en gran medida la cantidad de manuscritos que había en los monasterios de China, permitiendo así que los monjes del país pudieran profundizar en en el estudio.
Escribió acerca de su peregrinaje en un libro titulado "Viaje al Oeste en la Gran Dinastía Tang", que sirvió de inspiración y base a Wu Cheng´en para escribir su novela.
En el libro, Xuan Zang es la reencarnación de un díscipulo de Gaudama Buda enviado por el emperador Taizong para encontrar los antiguos textos budistas y llevarlos a China.
Se le describe como un hombre piadoso y bueno, que debe superar una serie de pruebas (las 81 tribulaciones) para alcanzar su objetivo. Estas pruebas son tanto físicas como mentales, y simbolizan el camino que que una persona debe llevar para alcanzar la iluminación.

- El Rey Mono (Sun Wu Kong 孙悟空): El "Hermoso Rey de Los Monos", un personaje absolutamente maravilloso, que se ve envuelto en esta aventura una vez Buda le libera del encierro en el que se encuentra debido a sus continuos desafíos al cielo. Dotado de increibles poderes, es capaz de avanzar 108.000 li (54.000km) de un solo salto, de transformar el pelo de su cuerpo en cualquier objeto o de realizar "las 72 transformaciones" mediante las que puede mutar en cualquier animal o persona, con un sólo fallo, su cola nunca desaparece.
Debido a su personalidad exagerada y su gran poder, el Rey Mono es propenso a lo largo de toda la historia a causar problemas y a actuar con violencia, algo por lo que Xuan Zang le regaña constantemente. Finalmente, la diosa Guan Yin le pone una diadema mágica de oro en la cabeza, el monje Xuan Zang podía cantar un mantra que activaba la diadema, esta se apretaba en la cabeza de Sun Wu Kong provocándole mucho dolor, de esta forma, Xuan Zang puede por fin controlar al Rey Mono para que deje de meterse en problemas.
El arma del Rey Mono no es otra que el "ruyi jingu bang 如意金箍棒", el báculo que actuaba como pilar en el oceano, que tiene la capacidad de cambiar de tamaño a voluntad de su maestro, pudiendo llegar a pesar 13.500 jin (8100kg). Es difícil ver a Sun Wu Kong sin su palo, es una parte imprescindible del personaje, que le representa y distingue en cualquier situación.

- Zhu Bajie (猪八戒): Su nombre podría traducirse como "Los ocho preceptos del cerdo", en el pasado, durante su vida como inmortal en el Reino Celeste, había sido el Comandante Jefe de las fuerzas navales del cielo, pero fue desterrado a la tierra de los mortales por su comprtamiento. En aquel entonces tenía un aspecto imponente con tres cabezas, seis brazos y el pelo rojo, pero al llegar a la tiera, debido a una serie de errores, se reencarnó en el útero de una cerda, por lo que su apariencia durante su vida terrestre es la de una criatura con cuerpo de humano y cabeza de cerdo, se le describe como un monstruo, de corazón honesto y un grandísimo combatiente pero también como un ser vago, glotón y lujurioso que pierde la cabeza por las mujeres.
Al igual que el Rey Mono, también domina las transformaciones (36 en su caso) y es capaz de aumentar el tamaño de su cuerpo y de multiplicar sus extremidades lo que hace de él un enemigo letal. 
El arma de Zhu Bajie es el Rastrillo de Nueve Dientes (九齿钉耙 jiu chi ding pa), un arma poderosa y pesada que usa para destrozar a sus oponentes con facilidad. Lo curioso del Rastrillo es que no es un arma propiamente dicha sino una herramienta, parecida a la de los campesinos y que estos usaban en combate. Seguramente este hecho inspiró al autor a la hora de crear el Rastrillo de Nueve Dientes que complementa a la perfección la personalidad de Zhu Bajie.

- Sha Wujian (沙悟净): Al igual que Zhu Bajie, era un general inmortal al servicio del Emperador de Jade que fue desterrado y enviado a la tierra. Al llegar se reencarnó en un demonio de la arena devorador de hombres. Cada día siete espadas voladoras bajaban desde el cielo y le apuñalaban como parte de su castigo, por lo que se fue a vivir dentro de un río para evitarlas, por este motivo a veces se le conoce como "el búfalo de agua".
Un día la Diosa Guanyin, sabiendo que el monje Xuan Zang buscaba guardaespaldas, fue a buscarle, le dijo que esperase la llegada del monje y le dió el nombre por el que es conocido, Sha Wujing. Durante la época en la que vivía en el río, llevaba una barba roja y un collar hecho con las calaveras de nueve monjes que se había comido, pero cuando se une como discípulo a Xuan Zang, su barba se vuelve negra y cambia las calaveras por un collar de cuentas budistas. También bajo las enseñanzas del monje, deja de comer humanos y muestra un caracter bueno y leal, siendo, de hecho, el más amable y menos violento de los tres alumnos.
Pese a ser menos poderoso que Sun Wu Kong y Zhu Bajie, Sha Wujing es un guerrero formidable, lleno de fuerza y capaz de dominar las 18 transformaciones.
El arma de Sha Wujing es la Pala de Buda (月牙铲 yue ya chan), un arma larga e impresionante, muy característica, con una hoja afilada en un lado y una luna creciente en el otro. Al igual que sucede con sus compañeros, la Pala de Buda siempre le acompaña y es una de las formas más sencillas de reconocer a este personaje dentro de la extensísima mitología china.

- Bai Long Ma (白龙马) : Se trata del tercer hijo del Rey Dragón del Mar del Oeste. Fue condenado a muerte por destruir una perla que el Emperador de Jade le había dado a su padre, pero la diosa Guanyin apareció a tiempo para interceder por su vida.
En el Viaje al Oeste, aparece con la forma de un enorme dragón cuando los protagonistas están cruzando un río y se come el caballo de Xuan Zang. Comienza entonces una pelea con el Rey Mono en la que es derrotado. Entonces les cuenta que en realidad, estaba esperando al monje para acompañarle y conocer el origen de los dragones, pero al no reconocerle, se comió su montura.
Para compensar a Xuan Zang, el hijo del Rey Dragón se transforma en un precioso caballo blanco que en el que el monje va montado durante toda la aventura y, como consecuencia, no tiene mucho diálogo.

Importancia de la obra en las artes marciales

La relación de "El Viaje al Oeste" con las artes marciales es muy estrecha ya se trata de un libro en el que tres de los personajes principales son guerreros, siendo uno de ellos el inigualable Rey Mono.
Los distintos estilos de kung fu de China están llenos de formas en las que se usan las armas que portan los inmortales, el Báculo, el Rastrillo de Nueve Dientes y la Pala de Buda.

Por su extraordinaria importancia como personaje y guerrero, el Rey Mono aparece en numerosas películas de kung fu (de hecho la lista de actores que le han interpretado, de series, obras de teatro y películas en las que aparece es tan extensa, que sería practicamente imposible nombrarlas todas). Hay artistas marciales que son auténticos especialistas en imitarle y por tanto también en el manejo del palo, una de las armas más icónicas y extendidas de las artes marciales.

La Pala de Buda, el arma de Sha Wujing, es muy conocida dentro del mundo de las artes marciales ya que proviene de Shaolin y varios estilos, entre ellos el Choy Li Fat, incluyen en su sistema formas en las que se usa. La Pala de Buda tiene la particularidad de ser un arma larga que se usa por los dos lados, lo que da mucho juego. Además es un arma pesada por lo que es habitual que los alumnos de mayor tamaño y peso sean los que la usen, al estilo del propio Sha Wujing, quien es descrito como un personaje alto y muy corpulento.
En cuanto al Rastrillo de los Nueve Dientes, aunque no es tan habitual como el báculo del Rey Mono o la Pala de Buda, también se usa en el kung fu y hay bastantes formas en las que se usa este arma e incluso se pueden comprar rastrillos que específicamente imitan el que lleva Zhu Bajie.
Además, estos tres guerreros son personajes de la ópera china y aparecen en incontables series y películas, en las que siempre son interpretados por artistas marciales que dominan el manejo de sus armas, imitan sus movimientos y por supuesto su caracter.


El Viaje al Oeste en la cultura popular
El Viaje al Oeste, por ser una novela universalmente conocida, está traducida a casi todos los idiomas del mundo y en español hay unas cuantas ediciones realmente bonitas y cuidadas, así que al contrario de lo que sucede con muchas otras obras chinas, está al alcance de cualquiera el poder leerla.

Pero en China, al igual que sucede con el "Romance de los Tres Reinos", "El Viaje al Oeste" es mucho más que una novela, es parte de la propia China y los personajes del libro impregnan por completo la cultura popular del país.
"The Monkey King 2", película del 2016. Después de 500 años, se siguen haciendo todo tipo de adaptaciones de la obra.
Es increible ver como incluso en esta China moderna y técnológica donde pagar con el móvil o por reconocimiento facial es algo completamente normal, los protagonistas de la novela se siguen manteniendo vivos y renovándose, siguen apareciendo en óperas, teatros y libros pero también en objetos de uso diario, muñecos de toda índole, videojuegos o dibujos animados.
Imanes para la nevera de "El Viaje al Oeste"
En definitiva, es una obra que sigue viva en la mente y el corazón del país y que cada año leen por primera vez cientos de miles de chinos.

* Para saber más sobre el Rey Mono podéis leer el siguiente artículo del blog: Sun Wu Kong, El Rey Mono: Mito e importancia en las Artes Marciales


María Arias Antoranz

domingo, 20 de octubre de 2019

LOS CUATRO GRANDES LIBROS DE LA LITERATURA CHINA: 1- El Romance de los Tres Reinos

Dentro de la extensa literatura china se considera que hay cuatro grandes novelas clásicas que todo amante de esta cultura debe conocer. Estas novelas son "El romance de los tres reinos", "El sueño del pabellón rojo", "El viaje al oeste" y "A la orilla del agua". Su importancia en China es tal, que se siguen haciendo series, películas, comics y hasta juegos dedicados a estos libros, por lo que hemos querido dedicar una serie de artículos a su difusión comenzando por la que quizá sea la más conocida, "El Romance de los Tres Reinos"


EL ROMANCE DE LOS TRES REINOS

El Romance de Los Tres Reinos (三国演义 "san guo yan yi" en mandarín, pinyin) fue escrito en 1330 por Luo Guanzhong y es una novela de caracter histórico.

El libro es de gran complejidad, las numerosas historias y personajes se entrecruzan y hay apartados de la novela que pueden ser considerados como una obra aparte. Esto sucede, por ejemplo, con el capítulo de "El Acantilado Rojo", que en ocasiones se edita por separado y sobre el que se han hecho incluso películas.
Poster de la película "Acantilado Rojo" , protagonizada por Tony Leung y dirigida por Jon Woo
Argumento
La novela se sitúa a principios del S.III, momento en el que la poderosa dinastía Han se hallaba debilitada y eunucos y generales conspiraban contra los regentes. Así, con "La rebelión de los turbantes amarillos" que se llevó a cabo contra la dinastía reinante, comienza el "Romance de los Tres Reinos" que narra todo el turbulento periodo entre el 169 y el 280dc y las guerras que se sucedieron en los tres reinos, Wei (魏), Shu (蜀), y Wu (吳) y concluye con la unificación de estos.

Los personajes principales de la obra son los tres Señores; Liu Bei, del reino Shu, Cao Cao, del reino Wei, y Sun Quan, del reino Wu. Los tres comenzaran una lucha por la reunificación de China que se cuenta a lo largo de todo el libro. Cao Cao es presentado como el principal rival de Lui Bei, quien se alía con Sun Quan en la famosa batalla del Acantilado Rojo para frenar su ataque.

Cao Cao, pese a ser el villano en el Romance de los Tres Reinos, ha pasado a la historia como un gran gobernante
Liu Bei era un gran general y señor, y descendiente de la dinastía Han. Se considera que personifica todas las cualidades que debe tener un buen lider, y junto con Zhang Fei y Kuan Kong, dos de los guerreros que lucharon junto a él, forma uno de los tríos más famosos de la mitología y la historia de China.
Kuan Kong, Liu Bei y Zhang Fei
Los tres guerreros crearon una poderosa alianza, que comienza con el "juramento en el jardín de los melocotones" a partir del cual fueron considerados como hermanos de sangre.
Los tres pronunciaron las siguientes palabras:
"Aunque nacimos en días distintos, pedimos morir juntos el mismo año, el mismo mes y el mismo día".
 Esta ceremonia es un símbolo de lealtad en China, y se ilustra con el caracter "  (simplificado) 義  (tradicional) YI (en mandarín, pinyin) " que puede traducirse como justicia o rectitud, pero también como amistad o relación de lealtad, y que se considera uno de los valores más importantes en la sociedad china y más aun en las artes marciales.
Este caracter, "yi", impregna toda la novela, incluso el título en chino "san guo yan yi" lo incluye y a menudo se ilustra este caracter con una imagen del libro.
Representación del juramento entre los tres guerreros para ilustrar el caracter "yi" (Templo Bai Ma Si de LuoYang)

Kuan Kong, Zhang Fei y Liu Bei en las artes marciales y la cultura popular china

No sólo Kuan Kong como dios de las artes marciales* tiene una gran importancia en la cultura china y el kung fu, también se le ve a menudo con Zhang Fei como pareja inseparable guardando las puertas de casas, comercios, museos y palacios, sustituyendo a los clásicos "Men Shen".**
Dentro del kung fu, además de lo mencionado, los tres tienen un papel destacado en la danza del León. Los leones tradicionales que se usan en el sur de China aun en día, representan a estos tres personajes. El león verde y negro representa a Zhang Fei, el negro y rojo tiene las características de Kuan Kong y el blanco con tonos multicolores hace lo propio con Liu Bei. Los tres son los leones más apreciados y se lucen en ocasiones importantes.

Además, dada la antiguedad de estas tres figuras históricas, por toda China hay templos, estatuas, pinturas y gran cantidad de objetos antiguos representándoles. Son especialmente relevantes dentro del taoismo, sobre todo Kuan Kong, quien es venerado por todo el país.
Templo de Kuan Kong, con Liu Bei y Zhang Fei a su lado
Pero lo más increible de estos personajes es que han trascendido la historia y la propia novela y han entrado de lleno en la cultura popular china, es tan fácil toparse con ellos en todo tipo de formatos como puede serlo en occidente encontrarnos con super héroes como Batman, con la salvedad de que estos guerreros existieron en realidad y son conocidos desde hace más de mil años.
Pueden comprarse camisetas, tazas, posters y todo tipo de accesorios para la casa o el coche con la imagen de los tres carismáticos heroes.
Uno de los casos más llamátivos es el de un famoso videojuego al que suelen jugar los jóvenes del país 英雄荣辉 "Ying Xiong Rong Hui" en el que Liu Bei, Zhang Fei y Kuan Kong son personajes que se pueden escoger para jugar, todo un logro de supervivencia a través del tiempo para estos emblemáticos personajes.
El general Kuan Kong como personaje del videojuego "Ying Xiong Rong Hui"
Imanes para la nevera, de izquierda a derecha, Zhang Fei, Liu Bei y Kuan Kong.
Si queréis saber más sobre "El Romance de los Tres Reinos", podéis visitar la estupenda página www.tresreinos.es, dedicada en exclusiva a difundir esta apasionante novela.

* Para conocer más sobre Kuan Kong podéis leer el artículo de este blog Kuan Kong, el dios de la protección y de las artes marciales
** Para conocer más sobre los Men Shen podéis leer el artículo de este blog "Men Shen, los dioses de la puerta"


María Arias Antoranz
 

domingo, 22 de septiembre de 2019

CHINA 2019; PARTE 2

Visitar el Templo de Shaolin era un sueño que tenía desde la infancia, y lo cierto es que el lugar no decepciona, tanto si eres practicante de kung fu, como si te gusta la historia de China o sus preciosos paisajes, es un sitio que se debe conocer.

La montaña en sí ya es algo que merece la pena ver, y nada más entrar se suceden los lugares emblemáticos, la puerta de entrada, el templo donde solían entrenar los monjes, el bosque de las pagodas...

Ahora mismo unas zonas están más destinadas a los turistas y las personas que viven allí, duermen y entrenan dentro, pero en otros recintos. El sitio está, por supuesto, lleno de escuelas de kung fu de las que el templo saca a sus mejores representantes.
Tal y como está organizado ahora, algunos miembros son monjes budistas y otros no, estos otros se centran en la práctica del kung fu pero no tienen porqué praticar ninguna religión. En cuanto a los monjes, se dedican a las más diversas tareas en el templo, desde el entrenamiento, al budismo y también se les puede ver en algunos de los edificios vendiendo objetos típicamente budistas, cuadros, incienso, pinceles para escribir... todo de gran calidad. Las tiendas normales que pueblan el complejo, sin embargo, las llevan otras personas que no son monjes.
Uno de los lugares más especiales de Shaolin es la cueva donde estuvo Damo, situada en la parte alta de la montaña, que está coronada con una estatua dedicada a él.

En todo el templo hay multitud de dibujos y estatuas que muestran a esta importante figura del budismo. Me parece particularmente interesante como se le representa, al ser de la India, sus rasgos son completamente diferentes de los de los chinos y me encanta como los destacaron en sus obras de arte, el pelo rizado y abundante por todo el cuerpo, los ojos grandes y redondos, la nariz abultada... y siempre una bonita expresión de paz.

Por la tarde pudimos asistir a una de las representaciones de kung fu que se llevan a cabo a lo largo del día, la verdad que en lo tocante a exhibiciones pocos pueden igualarles. Los chicos que salen, todos muy jóvenes, provienen del propio templo. Con el tiempo algunos de ellos se dedican a viajar por el mundo mostrando el arte de Shaolin, otros se quedan como monjes y otros van a las distintas escuelas de kung fu que hay fuera y dentro del complejo.
Sea como sea, un espectáculo digno de ver.

Además de esto también estuvimos mirando como entrenan kung fu los que allí viven, en el exterior hay varias explanadas del tamaño de un campo de fútbol repletas de estudiantes practicando formas, estiramientos, combate y patadas.

Como estábamos en Henan, una de las provincias más antiguas de China, aprovechamos para ver otros templos famosos, entre ellos un complejo taoista precioso dedicado por entero a Kuan Kong, donde se guarda su cabeza, y el Bai Ma Si, el templo del caballo blanco, que es el primer templo budista de China.

Durante los años 90, otros de los países con más presencia de budismo de Asia quisieron regalarle a Henan un templo típico de su país. Así, visitando el Bai Ma Si también puedes ver un templo de Tailandia, uno de Birmania y otro de la India. ¡Realmente bonitos!.
El Bai Ma Si
Templo de Tailandia
Ya de vuelta en Foshan continuamos el entrenamiento con Ho Sifu, esta vez practicamos sobretodo danza del león y masajes ya que el maestro piensa que es una parte muy importante dentro del kung fu y pese al calor tremendo de Foshan en verano, fueron unos días muy divertidos.


El maestro nos regaló un montón de botellas de su die ta you para que pudieramos seguir practicando y esos días Rubén estuvo dando masajes en el templo y luego sacábamos el león y continuábamos el entrenamiento de danza y tambor. Para mi lo mejor de esos días fue poder estar con el Maestro hablando, preguntarle dudas, beber té y escuchar sus consejos para la nueva escuela.

Además, Yun Long vino varios de los días a entrenar al Hung Sing Kwun para grabar los pequeños cortos de kung fu que tanto le gustan. Lo cierto es que una de las mejores cosas del viaje ha sido ver como las amistades que hicimos durante los años que vivimos allí se mantienen a pesar del tiempo y la distancia y como todos nuestros amigos han hecho lo imposible por vernos la mayor cantidad de tiempo posible.

También tuvimos ocasión de quedar con nuestros hermanos del Leung Kwun, a quienes siempre es una alegría ver, estuvimos cenando con ellos, y otro día fuimos a ver el ensayo de la actuación para la inauguración del mundial de baloncesto en la que participaban y nos despedimos con la promesa de mantener el contacto y de vernos lo antes posible...

Con los alumnos del Leung Kwun, aunque ya no vivamos allí, nos siguen guardando las camisetas nuevas que hacen
Aquí debería acabar esta pequeña crónica de la estancia en China, pero sólo unos días después de llegar a España recibimos estas fotos en las que se ve a Rubén en la pared de los maestros que por el mundo representan al Hung Sing Kwun. Una bonita recompensa a estos años de trabajo, habrá que volver pronto para contemplarlo con nuestros propios ojos.

domingo, 1 de septiembre de 2019

CHINA 2019, PARTE 1

Después de más de año y medio sin ir a China teníamos muchas ganas de ver a nuestro Maestro y amigos. Nada más llegar a Foshan nos acercamos al templo. Vinieron todos a vernos, los maestros, los alumnos y los padres y la verdad es que fue una gran alegría volver a verles. Aunque era de noche ese día el templo estaba muy animado porque tenían una exhibición al día siguiente así que nos sentamos a ver lo que habían preparado. No llevábamos ni 5 minutos allí cuando el entrenador del equipo vino a pedirle a Rubén que participase, una de las chicas se había lesionado en la rodilla y no podían reemplazarla porque todos actuaban. Así que recién aterrizado y aun sin dormir, Rubén se puso a aprenderse una coreografía grupal para actuar en un pabellón deportivo en menos de 24 horas y llegó al hotel con su antigua ropa del equipo del Hung Sing, que en su día llevó durante dos años.
Cuando llegó el momento, vimos que la cosa aun era más interesante. Se trataba de una competición de exhibiciones, algo que yo no había visto nunca. Algunas escuelas se habían juntado para tener más variedad y los espectáculos que vimos fueron preciosos.
El equipo del Hung Sing había preparado una actuación increíble, que narraba toda la historia del estilo, desde la rebelión Tai Ping a la actualidad, pasando por la guerra con los japoneses o los periodos de paz. El equipo sacó todo tipo de armas, de guerra y cotidianas, los leones, por supuesto, y por primera vez, banderas sin palo.
La actuación quedó impresionante y quedaron terceros entre más de 30 grupos, a tan sólo un punto de los segundos y a dos de los primeros.

Este es el enlace para ver la competición completa según se vio en la televisión de China, la actuación del Hung Sing Kwun está en la hora 2:26.
https://vzan.com/live/tvchat-1245240203?ver=637008169674261039&shareuid=95117679&vprid=0

Ese mismo día ya habíamos empezado a entrenar con Ho Sifu, el maestro nos tenía preparados un montón de regalos, nos alegramos tanto de verle que el primer día en realidad sólo estuvimos hablando de como nos iban las cosas y sobretodo de la escuela Tin Sing Kwun para la que el Sifu nos había encargado un cuadro, una preciosa caligrafía china hecha por un conocido artista de la ciudad, en ella se lee "para siempre 永恒", que en chino sella nuestra relación con el maestro, en un lado pone "Hung Sing Tin Sing Kwun 鸿胜天成馆" y en el otro "Sifu Ho Choek Wak 何焯华师傅". Realmente bonito y único.
Al día siguiente el Maestro nos dijo que el sábado se celebraba el 213 cumpleaños de Chan Heung en King Mui y nos preguntó si queríamos ir, aceptamos encantados y así pudimos por fin asistir a esta celebración ya que en años anteriores no habíamos podido ir.
Fuimos con el director del templo, el Maestro Wong, que es una persona maravillosa, y así tuvimos la oportunidad de pasar el día entero con él y con el Sifu Lou, otro de los alumnos de Ho Yi.
En King Mui hacía un calor infernal y no estuvimos mucho tiempo, pero sí tuvimos el suficiente para ver la casa de Chan Heung y todo el pueblo engalanado, escuelas de Choy Li Fut venidas de distintos lugares y de ver al Maestro Pun y a Yun Long y Ah Wei, los dos compañeros con quienes Rubén daba clase de kung fu en los colegios de Guanzgzhou.                 

En la misma semana recibimos la llamada del maestro Lee Chiu, el director de cine, porque estaba en Guangzhou y quería quedar para vernos, así que fuimos allí a disfrutar de una gran cena y de las historias de Sifu Lee. También acudieron su alumno Win Lot y Ah Zhan, que también practica Choy Li Fut de la familia Chan.
Después de una primera gran semana, hicimos la maleta de nuevo y partimos hacia Henan a ver el templo Shaolin...

María Arias Antoranz